La verdad es que hace bastante que no escribo aquí y no sería cierto decir que por falta de tiempo, porque yo, como todos, tengo 24 maravillosas horas cada día para hacer lo que quiera.

Lo que ocurre es que mis prioridades han sido otras: Escribir libros y ebooks, procesos de Coaching, Canal de Youtube, diferentes conferencias en público y privado, varios facebook lives,  además de seguir formándome quizá en un área más espiritual y conectada con el verdadero Ser, y compaginándolo todo con  disfrutar de mi faceta familiar y todo lo que me ha regalado… colaborar en el Ampa de su cole con personas maravillosas, tardes amenas en el parque o en el bar de las bolas con personas maravillosas,  colaborar con la protectora de mi ciudad después de tanto ir a ver con mi niña y su amiga a los gatos del barrio,….

Casi en la puerta del cambio de Año, y con mi “vision board” (los objetivos que me he propuesto para el 2018) ya colgando en el corcho del despacho, repaso el 2017 y solo puedo darle las gracias.

Porque yo he seguido sembrando, y he seguido explorando, y he seguido sacudiéndome las rodillas tras las caídas, y he seguido a mi corazón(conectándome aún más con él) y, además de aprendizajes varios, he recibido muchos regalos inesperados:

Ser Número 1 en Amazon con mi libro “Mejora tus Relaciones en 5 pasos”, publicado por Mestas Ediciones.

Acoger y adoptar a dos gatitas preciosas que son un amor y que, afortunadamente y, sabía que así sería, se llevan bien con mi pequeño sol, mi perrito Piper.

Disfrazarme de la mascota de la clase de Erika, mi hija, y  disfrutar de un momento diferente con ella, sus amiguitos y su profesora, tan cariñosa. Bueno, o de ser cuentacuentos otra tarde para un curso diferente…incluso este año gané un jamón en una rifa en el cole….

Participar en Mindalia Tv, aportando mi granito de arena y agradeciendo así todo lo que ellos a mí me han dado al escuchar sus conferencias.

Colaborar con compañeros de profesión, en algún evento sobre la violencia de género,…

Tantas respuestas recibidas gracias a la Meditación y a los Registros Akhásicos….

Una nueva sobrina en camino, otra niña más en mi familia donde parece ser que ningún descendiente quiere quitarle la corona de rey a mi padre… todo reinas…

Colaborar con la Protectora de mi ciudad apuntándome a dar las charlas de conciencia animal en los coles. Y esto no estaba contemplado en mi vision board del año pasado, ha sido un regalo sorpresa, inimaginable, de esos que recibes cuando te abres a la vida y sus infinitas posibilidades.

Días geniales de piscina con los compañeros del cole de Erika… algo que tampoco estaba en mi vision board.

Reencuentros y conversaciones con personas que hacía tiempo no veía o hablaba,… y alimentar las relaciones con las maravillosas personas con las que llevo tiempo caminando.

Recetas de cocina de las que he tomado buena nota y que ya forman parte de mi repertorio… y tampoco me lo había planteado…

Libros leídos, canciones bailadas,…

…Y tantas cosas más….

Está genial, para mí es imprescindible, tener un Vision Board que te inspire y que marque tu destino. Te ayuda a mantener tus pasos alineados con tu mente y tu corazón.

Pero es mejor aún cuando además de eso te abres a la vida, a explorar nuevos caminos que no te alejan de tu visión sino que la complementan, que la enriquecen, que te permiten disfrutar mucho más de lo que tú Eres y de lo que la Vida tiene para ti.

Y solo hay que atreverse a explorar opciones, a escuchar tu corazón, a decidir realmente VIVIR como quieres.

¿Te atreves? ¡¡Feliz 2018!!