Imagínate que ya has descubierto lo que te provoca esa sensación de soledad que sientes ahora….

Imagínate que ya has descubierto el por qué eres una persona tan controladora…

Imagínate que ya has descubierto qué te hace ser tan perfeccionista…

Imagínate que ya has descubierto de dónde viene tu baja Autoestima…

¿Y ahora qué? Actúas en consecuencia? ¿Haces lo que hay que hacer para cambiarlo y sentir que la Felicidad es una constante en tu Vida?

No importa tanto lo que sabes como lo que haces con lo que sabes.

Las cosas son así.

Me encuentro con muchas personas que almacenan información, asisten a talleres y formaciones para aprender todavía más, pero a la hora de la verdad, en el día a día, no aplican NADA o casi nada de sus conocimientos (y menos aún de su Sabiduría interior).

Desde luego que es importante tomar conciencia de lo que te pasa, de qué hacer frente a un desafío, de cómo reaccionar ante una situación concreta. Esto ya es un gran paso, pero ahí se queda si después no actúas en consecuencia. En solo un paso más, que aunque te da un primer impulso para salir de donde estás, tampoco te lleva a acercarte a la felicidad que deseas.

¿Qué te impide tomar acción concreta y enfocada hacia lo que quieres? ¿Qué miedo se esconde tras tu forma de actuar?

Quieres que tu vida cambie y no estás dispuesto a “hacer” nada para ello. Desde luego que el Ser es lo primero, pero ¿Cuánto Amor estás dando a tu Ser, si no haces lo necesario para conectarte con él?

Si sientes que quizá aún no has dado con la clave de qué es lo que te ocurre, quizá te gustaría explorar este vídeo sobre las heridas del Alma, en una de mis participaciones con Mindalia Tv:

Y quizá te gustaría descargar un esquema que te inspire a dar el siguiente paso hacia lo que quieres que tu vida sea: http://www.atreveteabrillar.com/las-heridas-del-alma/

Es tu vida. Tú decides.